David Sotés nos cuenta cómo los estudiantes de la UPNa lograron construir su prototipo de Moto3.

Imagen: El equipo UPNa Racing posa ante el prototipo de moto3 en el circuito de Motorland (Alcañiz, Teruel).

El principal objetivo de una campaña de la financiación colectiva o crowdfunding es conseguir dinero, pero también dar a conocer una iniciativa que puede obtener el empuje que necesita con un poco de difusión. David Sotés, integrante del equipo UPNa Racing de la Universidad Pública de Navarra, nos cuenta cómo un grupo de estudiantes buscó el apoyo necesario para construir su prototipo de moto3 a pesar de las enormes dificultades que han encontrado para obtener fondos. A base de de esfuerzo, trabajo duro y dedicación, lograron su sueño y corrieron en el circuito Motorland de Alcañiz (Teruel) los días 13 y 14 de octubre de 2012. Todavía necesitan tu ayuda para terminar de pagar algunos de los trabajos que encargaron antes de asistir a la carrera (Proyecto Motostudent).

David, ¿qué dificultades habéis encontrado este año para financiar la construcción del prototipo? ¿Cómo las habéis ido solventando?
La dificultad principal ha sido la situación económica actual de nuestro país. Realmente mucha gente se ha interesado por nuestro proyecto y por cómo poder ayudarnos, pero lamentablemente no se podían permitir realizar una aportación económica, ya que la situación de la gran mayoría de las compañías ha cambiado drásticamente en los últimos tiempos.
A pesar de tantas dificultades económicas, dimos con empresas y personas que arrimaron el hombro para fabricar y construir algunos de los componentes, lo cual supuso un gran ahorro de costes para nuestro proyecto. Se trata de verdaderos profesionales de diferentes sectores, a los que queremos agradecer todo su trabajo, dedicación y profesionalidad.

motorlandblog2¿Por qué decidisteis recurrir al crowdfunding? ¿Cómo ha sido la experiencia?
Decidimos recurrir al crowdfunding para intentar abrir otra puerta más. Éramos conscientes de que podríamos tener éxito en mayor o menor medida, pero creímos que era necesario hacerlo independientemente del resultado para poder dar a conocer nuestro proyecto, que creemos que es interesante para muchas personas. Y también para obtener una ayuda económica “extra” gracias a las pequeñas aportaciones de personas que han contribuido a darle vida y a las que hemos querido motivar con las recompensas.
¿Llegasteis a pensar que no podríais acudir a la carrera?
Si dijera que no, mentiría. Realmente pensamos varias veces en ello, ya que los plazos apretaban, el dinero llegaba muy lentamente y en ocasiones se nos acumulaban problemas de distinto tipo.
Pese a todo, y gracias al apoyo de la gente, de familiares, de amigos, de conocidos, y por supuesto, de los patrocinadores y de los mecenas, nuestras ganas de seguir no flaquearon y hemos seguido enfrentándonos a todo lo que venía, trabajando conjuntamente como verdaderos profesionales.
Fue muy duro en determinados momentos, pero lo logramos, y estamos orgullosos de ello.

¿Cómo fue la experiencia de correr en el circuito? ¿Estáis contentos con los resultados?
La experiencia de correr en el circuito fue una sensación indescriptible para muchos de nosotros y, por supuesto, una alegría tremenda. Después de tres semestres trabajando en el desarrollo y construcción del prototipo, ver la labor realizada por el equipo UPNa Racing en la pista deja un buenísimo sabor de boca .
Nuestros resultados fueron buenos: quedamos en quinto lugar en la fase MS1 de proyectos y décimo cuartos en la carrera.
Realmente había un nivel altísimo en todos los sentidos. Por ello, estamos muy satisfechos de los resultados.

¿Qué os ha aportado esta experiencia de diseñar y construir la moto? ¿La volverías a repetir?
Esta experiencia ha resultado ser muy enriquecedora en todos los sentidos para todos los compañeros, ya que hemos aprendido muchas cosas nuevas y hemos trabajando como un verdadero equipo afrontando plazos, presupuestos y contratiempos. Realmente te enfrentas a la realidad directamente y comprendes muchísimos conceptos y, sobre todo, aprendes a adaptarte a las limitaciones que hay en el mundo real.
¿Cuánto dinero falta para lograr el objetivo? ¿A qué se destinaría?
Actualmente estamos tratando de solventar todos los pagos por trabajos y compras realizadas para poder llegar a correr en el circuito. Nos falta muy poco para poder dar carpetazo a este tema. El dinero irá destinado a los pagos de algunos de estas cuentas pendientes.

David Sotés acaba de cumplir 22 años. Ha estudiado Ingeniería Técnica Industrial (especialidad: Mecánica). Su papel en el equipo fue variado: asesoró a compañeros y ayudó en el diseño, fabricación, montaje y puesta a punto de la moto, aunque su labor principal fue la de industrializar el prototipo para producirlo en serie.

Apoya el proyecto del equipo UPNa Racing

 

Etiquetado con:,